octubre 04, 2011

Desconfianza


Como aguijón ponzoñoso
Esparces tu veneno
Como río sin cause
Llega a la sangre.

Genera espasmos en el alma
Sofocando y aislando la mente
Es fuego que carboniza el amor
cenizas que se extinguen.

Es dolor que se esparce
Hasta los huesos
que el calmante no mengua.

¡Lágrimas que se cristalizan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario