diciembre 08, 2011

Llamarada

Es el momento de abrir mis ojos más allá de lo visible
Y recibir los colores brillantes que me ofrece la vida
Las caricias del viento y el sol calienta cual llamarada
Se expresa el sereno de la noche con un beso
Momentos líquidos se van entre mis dedos
Gotean y se evaporan
dejando su olor por doquier
su esencia está en el ayer

2 comentarios:

  1. claro que sí, dijo el maestro que no hay nostalgisa peor que añorar lo que nunca jamás sucedió, así que abramos los ojos a todo y miremos, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, si es mejor mirar las cosas desde otra perspectiva. Saludos también y gracias por visitar.

    L.

    ResponderEliminar